Daniel Clowes

Miércoles 20 de Septiembre de 2006 a las 4:21 PM

Un par de semanas antes de que se estrenara en Estados Unidos la película Art School Confidential, Daniel Clowes, autor del cómic de cuatro páginas en el cual se basa el argumento, declaró en una entrevista al San Francisco Bay Guardian que los creadores de cómics debían ser unos freaks y amargados de tiempo completo. El comentario no había sido hecho a la ligera, pues Clowes aclaró que se trataba de una de las grandes enseñanzas de Charles M. Shulz, el amargado modelo del mundo de los cómics. Bajo esa consigna, Clowes decidió usar a los freaks como su fuente primaria de inspiración, al grado de que sin ellos, a estas alturas no sería una superestrella del underground vía Fantagraphics o el artista favorito de Matt Groening.

Sus personajes son hijos de extraterrestres concebidos en lagos solitarios, seres que al nacer, los médicos habrían preferido ponerles una inyección letal, tipos como David Boring, quienes reciben disparos en la cabeza y se recuperan de lo más campantes. En sus historias también hay perritos que nacen sin orificios pero son muy felices, hombres que tienen fantasías masturbatorias con insectos y otros que se recuperan de una infección de las órbitas oculares sacándose los ojos, congelándolos y metiéndose unos crustáceos asiáticos que se comen las bacterias. Todo un festín freak, pues. Aquí algunas imágenes de la galería de Daniel Clowes.
María José Cortés

Las cartas amenas que llegan a Editorial

Miércoles 20 de Septiembre de 2006 a las 10:37 AM

Wikipedia define a las sirenas como seres fabulosos con cola de pez, pero al ver esta carta e imágenes que llegaron a la Editorial, a uno le entra lo escéptico y difícilmente se cree eso de que todo es hermoso y maravilloso bajo el mar.

Buen día,
Disculpe que le moleste con esto. Hace poco recibí esta información acerca de un hallazgo de una sirena en Guanaja, Honduras. Esto está recorriendo Honduras. Me parece imposible, pero sería bueno despejar la duda.

Gracias y mil disculpas. Adjunto fotos.

Te amo, Steve-O, dondequiera que estés.

Jueves 14 de Septiembre de 2006 a las 10:34 AM

Steve-O es el punto más elevado de la idiotez personificada. Ninguna otra ciudad como Los Angeles habría resultado tan adecuada para sacar a flote su talento nato y convertirlo en una celebridad. Antes de mudarse a el ei, su vida en Miami era un tanto miserable y monótona, tanto como puede ser la de alguien que trabaja como payaso en cruceros. Pero cierto día llegó al lugar correcto, a la tierra de la frivolidad exacerbada, con todo el ánimo para convertirse en una superestrella que sube ebrio a los aviones, se tira a todas las supermodelos de su antojo y le pagan por meterse lombrices por la nariz o cerveza por el ano. Oh, sí: he’s sooo American. Y sólo por eso, en este momento debe estar bebiendo cerveza en algún bar con Johnny Knoxville y sus dudes de los Vandals, planeando el espectacular estreno de Jackass: Number 2.

Por extraño que parezca, creo que Stevo-O es irresistible y sexy. Pero la gran mayoría lo considera un pinche enfermo extravagante, quizá por eso está en Festín freak.
María José Cortés

Usuario

Correo Electrónico

En breve recibirás un correo electrónico con tu contraseña y una liga para activar tu cuenta. Muchas veces este correo llega a la bandeja de correo no deseado. Una vez activada tu cuenta podrás personalizar tu perfil desde el sitio.

Acepto los términos y condiciones.
Deseo recibir noticias de este sitio y sus anunciantes.

Correo Electrónico

Contraseña