Empresas que odiaría si odiara

Jueves 24 de Abril de 2008 a las 8:37 AM

A Telmex y toda su familia. Y eso incluye a Sanborns y sus deliciosas malteadas de vainilla... Mmmm, malteada.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Mi héroe de la infancia

Miércoles 23 de Abril de 2008 a las 4:27 PM

Fue Rocky Balboa. Era extraño porque escuchaba que los héroes de mis hermanos y amigos eran: Batman, Superman, Luke Skywalker, Popeye y hasta Poncharelo. Pero para mí Rocky era algo así como un dios. Tanto que a los seis o siete años me colocaba unas bermudas con los colores de la bandera gringa, ponía el casete con la música de la película (esa de: Tan. Tan, tan, tan. Tan, tan, tan..) que había grabado de la estación del delfín, me colgaba de la litera y me ponía a hacer abdominales. Llegué a hacer tanto esfuerzo por parecerme a él que el doctor de la primaria no podía creer que un niño de esa edad tuviera cuadros en el abdomen.

Chale, ahora no tengo héroes y, además del pambol, tampoco hago ejercicio.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Bla, bla, bla por teléfono

Martes 22 de Abril de 2008 a las 3:02 PM

Oficina 3:30 de la tarde. Rin, rin, rin. Suena el teléfono.

-Bueno

-¿Joseín?

-¿Quién?

-Joseín Hernández

-No, estás equivocado

-Pero pregunté por Joseín Hernández y me pasaron ahí

-Ok, pero estás equivocado

-¿No eres Joseín?

-No. Si me llamara Joseín créeme que lo recordaría

-Pero estás en la extensión de Joseín

-No. Ésta es mi extensión

-¿Y lo conoces?

-¿A quién?

-A Joseín

-Claro que no lo conozco. ¿Quién carajos se puede llamar Joseín?

-Ah

-Quizá en la recepción no te entendieron el nombre

-¿De quién?

-De Joseín

-No, no, no. Es Jose-lin. Con "l"

-¿No querrás decir Yosceline?

A según lo que pienso

Yo, Volován

Reality blog

Martes 22 de Abril de 2008 a las 9:43 AM

Ayer vi EdTV. Una película que trata sobre un tipo que se deja grabar durante 24 horas por dos meses, o algo así. Por supuesto, al final siente hastío por la atención, renuncia al proyecto y se queda con la chica guapa que ignoró por la fama. No es buena. Pero me hizo pensar en que ahora con los blogs, Twitter, Hi5, Facebook, sitio de Hacienda, etcétera, etcétera, hacemos lo mismo que el mentado Ed; nos balconeamos 24 horas durante todos el año. Pero a diferencia de él, nosotros lo hacemos por gusto. Ok, hay blogs que no son personales, pero por mucho que sean temáticos siempre terminan por incluir cosas de su vida. En general, nos ponemos de pechito ante los demás y dejamos a un lado nuestra privacidad, y todo para... ¿inflamar el ego?, ¿conseguir un poco de fama? No es que me queje, al contrario, me encanta blogear y saber que algunos pelaos y chicas me siguen. Nada más creo que es un fenómeno extraño, o ¿no?

A según lo que pienso

Yo, Volován

Conclusiones de fin de semana

Lunes 21 de Abril de 2008 a las 11:48 AM
  • Sin futbol aprovecharía más los sábados, pero lo extrañaría harto
  • La comida india me produce gastritis
  • Jugar Xbox durante hora puede causar dolor muscular
  • Es más fuerte mi odio por las crudas, que mi gusto por el whisky
  • No es sano seguirle el paso a un inglés borracho
  • Las ropa con licra hace que te huela mal el sope
  • Si le gritas a alguien que calle sus gemidos, los seguirá haciendo con más intensidad
  • La cruda no se quita con Arizona de té verde
  • 2046 es una buena película
  • Intentar trabajar en domingo es como ver el canal once a las 12 de la noche
  • Los días son muchísimo más corto cuando te levantas a las tres

A según lo que pienso

Yo, Volován

Me gusta Mikasa

Sábado 19 de Abril de 2008 a las 3:05 PM

De las cosas que más me gustan hacer en los fines de semana, además de jugar pambol y escribir, es ir al a este restaurante japonés, Mikasa, en la Roma. En realidad más que un restaurante es un super japonés, donde venden toda clase de cosas extrañas: algunas hongos blancos, gigantes y frescos; botanas sabor a fríjol rojo; helados de té verde; noodles de alga marina; dulces de soja o sabor consomé, y bebidas exóticas como agua de lichi o leche de melón. Hasta creo que venden katanas (sí es con "k"). En el patio de la entrada hay mesas y al fondo de la tienda hay una barra de comida . En la barra puedes encontrarte desde sushi y rollos primavera, hasta anguila en bla, bla, bla. Pero los fines de semana el asunto mejora; afuera, en el patio, montan una parrilla para preparar triángulos de arroz, brochetas de soja y, mis favoritos, unos panes al vapor rellenos de soja y verduras que parecen de manga pero que saben... ufa mano. Ah, también hay muchos animales a las brazas que al parecer están bien.

Vengo de comer ahí, así que ahora me siento satisfecho y feliz.

Nota: los dulces de la foto los compré hoy, son como unos chiclosos de plátano que neta provocan una sonrisa. Por si a alguien le interesa está en San Luís Potosí, número 170, Roma.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Sobre la fantasía

Viernes 18 de Abril de 2008 a las 10:09 AM

"La fantasía sigue siendo un derecho humano: creamos a nuestra medida y en forma delegada, porque hemos sido creados; pero no sólo creamos, sino que lo hacemos a imagen y semejanza de un Creador".

Árbol y hoja, ensayo de J.R.R. Tolkien.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Mientras comíamos

Jueves 17 de Abril de 2008 a las 3:56 PM

Ella dijo: ¿ya les conté lo del perro?, ¿no? Ahí les va. Tengo unos amigos que viven junto a una casa enorme con jardín, jacuzzi y no sé qué tanto. El asunto es que un día los vecinos, con quienes se llevaban muy bien, llegaron con ellos para pedirles de favor que cuidaran la casa y alimentaran a los perros mientras ellos salían de viaje. La mamá iba a regresar antes, así que sería por poco tiempo. Los vecinos buenaonda, les ofrecieron que utilizaran la casa por si querían pasar un día en el jardín y el jacuzzi. Pero con una sola condición: que no se llevaran a su perro Doberman porque, lógico, podría pelearse con los otros perros y sería un desmadre. Mis cuates aceptaron y un día fueron a comprar una chelas, sushi y se fueron a la casa de los vecinos a pasar el día. Claro, llevaron a su Doberman. El asunto es que cuando estaban en el jacuzzi con chela en mano y todo, vieron al Doberman llegar con un Puddle colgando del hocico. ¡Madres!. Mis cuates salieron, le quitaron el Puddle al Doberman y obvio lo regañaron. Y, ¿por qué no?, para arreglar la situación bañaron al Puddle, le esponjaron el pelo con la secadora, le pusieron cordones nuevos en las orejas y esperaron a que llegara la madre de los vecinos. Cuando llegó, fueron a la puerta, dejaron al Puddle muerto y arreglado en el suelo, y se fueron. La señora cuando abrió y vio al perro dio un grito espantoso y se desmayó.

Tiempo después, en un arranque de sinceridad, le contaron a los vecinos todo lo que había pasado. Los tipos se empezaron a reír como locos. Una semana antes de que ellos se fueran de vacaciones, el perro de su madre, el Puddle, se había muerto y lo habían enterrado en el jardín. Plop.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Si tuviera un superpoder

Jueves 17 de Abril de 2008 a las 10:46 AM

Según mis características físicas, sería algo así como el de esconder y sacar cosas de mi pelo (sí pelo, odio la palabra cabello), como el de los Globetrotters. Uga, uga, Superbalón, tututu.

Aunque también me podría poner rojo a voluntad.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Buena época

Miércoles 16 de Abril de 2008 a las 5:14 PM

Hace un rato fui a realizar una entrevista en la UIA. De la entrevista sólo diré que fue harto interesante. De la Ibero hablaré más. Aprox, hace cinco años que salí de esa Universidad y desde entonces he regresado en muy pocas ocasiones. De esas, creo que es la primera vez que voy en horarios de clases. Chale, la extraño. Y no extraño a la Ibero que me parece excesivamente cara, sino extraño la vida de universitarioharagánavecesestudio: sentarte en el pasto después de clases, o durante, para leer o dormirte un rato; pasear por las cafeterías para ver chicas guapas; discutir sobre algún libro con los maestros, y discutir de todo sin fundamento; asistir a los eventos gratis (muy pocos por cierto); rascar la cartera para comprarte un café; meterte durante horas en la biblioteca, ok, sólo en finales; esperar a la chica que te gustaba en las escaleras después de clases; sacar copias y copias de libros porque no te alcanza para comprarlos; jugar dominó en la cafetería y salir a echar las chelas. Ah, también salir a comer y tomar todo el alcohol que tu pobre cartera podía pagar, osea, uno o dos chupes. Buena época. Pero cuando estás ahí parece eterna e insufrible. Después, regresas y te parece una de las mejores partes de tu vida.

Salú por los que aún están ahí.

A según lo que pienso

Yo, Volován

Usuario

Correo Electrónico

En breve recibirás un correo electrónico con tu contraseña y una liga para activar tu cuenta. Muchas veces este correo llega a la bandeja de correo no deseado. Una vez activada tu cuenta podrás personalizar tu perfil desde el sitio.

Acepto los términos y condiciones.
Deseo recibir noticias de este sitio y sus anunciantes.

Correo Electrónico

Contraseña