We are all in the dance

Martes 30 de Septiembre de 2008 a las 6:39 PM

Nunca quise saber cómo sería mi último post en TdQ. Después de tantas cosas que pasaron por aquí; del vacío de información y de las migraciones, finalmente nos dijeron que no hay para más. Que no habrá mañana. Más que despedirme de ustedes (porque sé que nos encontraremos en alguna otra parte de la pista de baile, tal como nos encontramos aquí) me despido de un espacio que, por trillado que parezca, demostró que la comunicación no sólo evoluciona en sus medios, sino también en sus contenidos.

Me siento honrado por haber compartido ideas y pendejadas con personas tan talentosas que admiro y aprecio profundamente.

Hasta siempre y gracias, toquedequeda.net

Como la primera vez

Martes 30 de Septiembre de 2008 a las 10:18 AM

La propuesta de hoy es hacer todas las cosas, sobretodo las que no nos gustan, con el gusto o la emoción de la primera vez.

En un mundo que tiene tanto qué ofrecer, es un crimen cancelar la capacidad de asombro y un estúpido exceso de sobebia andar por la vida pensando que lo conoces y sabes todo. Aprender y transmitir es lo de hoy. Es lo que hace que los 'nuevos medios de comunicación ' tengan tanto éxito. La posibilidad de compartir, enseñar y sorprender. Piénsenlo. De alguna manera, por eso están ustedes y nosotros nos encontramos tantas veces aquí.

Es una experiencia única conocerlos a través de lo que opinian. Entender que lo que nos gusta y nos une, a veces es lo mismo que nos hace tan diferentes.

Ahí piénsenle, luego platicamos.

Gerardo.

Conozca Más y la Sra. Reynolds

Lunes 29 de Septiembre de 2008 a las 9:45 AM

Scarlett, sí nuestra Scarlett Johansson se casó, según la revista People, el pasado sábado en la noche con Ryan 'aterricen con toda confianza sobre mi frente' Reynolds.

Esta H. redacción manifiesta su molestia y repudio a dicho suceso y los invita a dejar un mensaje (o mentada de madre) a quien se comerá, con la frecuencia que el matrimonio les permita, ese panqué que ustedes y nosotros encumbramos a la gloria.

Sr. Reynolds: ojalá le dé chorrillo y se le caiga a pedazos, puyul. Prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrt. P_t_ . (u/o)

Prepotentes: métanse el puño

Viernes 26 de Septiembre de 2008 a las 2:58 PM

Aunque probablemente sea algo que también disfruten.

Fui al servicio de comida que tenemos en la editorial para comprar algo para comer. Al cruzar la puerta, se adelanta un paso, a toda velocidad, un guey con cara de 'perdón tengo mucha prisa'.

Jerry: No hay pedo, no me voy a morir de hambre. [Me formo a esperar mi turno]
Sra. dependiente: ¿Ya lo atienden?
Prepotente pendejo: Quiero un sándwich. ¿Dónde están los sándwiches? [Refiriéndose al menú gigante que está frente a la barra para ordenar.
Amigo del prepotente: Ahí, donde dice ‘Chapatas’
Pp: ¿ah, mmm… puedo armarlo yo? [Refiriéndose al sándwich]
Sd: claro, dígame [abre el pan y le pone mayonesa]
Pp: ¿le puede poner más mayonesa?
[La dependiente pone más mayonesa al pan, que ya tiene mayonesa en la base y en la tapa]
Sd: ¿dígame qué le pongo?
Pp: Pavo, lechuga, [se voltea a platicar con su amigo]
Sd. ¿le pongo jitomate?
Pp: sí [ella pone tres que cubren el sándwich. Termina y se dispone a cerrarlo para pasarlo a la plancha] ¿Le pones otro más? [por vez primera la dependiente se da cuenta de que este cabrón no está interesado en apurarse y que seguirá agregando ítems a lo pendejo. Suspira y vuelve a preguntar]
Sd: ¿Algo más?
[Pp no le contesta. La dependiente asume que es todo, cierra el sándwich y lo pone a calentar en la plancha]
Pp: ¿Tienes queso?
Sd: ¿Sí, de cuál le pongo?
Pp: ¿De cuál tienes?
Sd: Manchego, gouda, cabra, amarillo…
Pp: Ponle Manchego y gouda
[saca el sándwich, lo abre, agrega las hojas de queso y lo vuelve a cerrar. Lo sube de nuevo a la plancha]
Pp: Le puedes poner aderezo César? Ah, y una pechuguita de esas [señalando una pechuga a la plancha]
[otro suspiro. La dependiente pone la pechuga en la parrilla, la condimenta y se prepara para ponerla en el sándwich. La saca y la coloca. Toma la tapa, de nuevo, para calentar el sándwich en la plancha]
Pp: ¿le pones chipotle?
[ahora sí es evidente que la dependiente está molesta. Toma una cuchara y sobre los aderezos y mayonesa derretida, pone la cucharada de chipote. Esta vez hace una pausa porque sabe o sospecha que lo hará de nuevo. Y lo hizo]
Pp: También ponle aguacate
[Finalmente el mega sándwich se va a la plancha]

Para ese momento, el dependiente que me atendió estaba por sacar mis molletes del horno. Sólo me faltaba pagar. La cajera me pregunta “¿qué te cobro?”, al tiempo que la dependiente entrega el sándwich de Pp. Avisa a la cajera que se trata de un sándwich de pavo con 4 ingredientes extra. Pp se me adelanta de nuevo y le dice a la cajera:

Pp: el sándwich y un refresco
Cajera: [me mira haciendo evidente el aperre del Pp] ¿Unos molletes y qué mas?
Jerry: Un consomé, pero no te preocupes, no tengo prisa. Cóbrale a él. [Dije para evidenciar a un más su perrés. Para ese momento, quienes estaban en la fila, la dependiente y yo coincidimos con miradas sugestivas que lo que queríamos era que se fuera]
Sd: es un sándwich de pavo con cuatro ingredientes…
Pp: por qué cuatro ingredientes? [con un tono de sorpresa como si le estuvieran diciendo que tenía que pagar por 50 ingredientes]
Sd: Los dos quesos, el pollo y el aguacate
Pp: [mirando a la cajera como si la dependiente le hubiera mentado la madre] ¿Que el sandwich de pavo no lleva queso? C: No, sólo el de jamón
Pp: ¿Tons cuánto es?
$74
Pp: ¿Cuánto? ¿por qué?
C: 64 del sándwich y 10 del refresco
Pp: [Levantando las cejas como si estuviera pagando una pésima y costosa cena en Le cirque] ¡Uts! [Paga con un billete de 100. Le dan cambio] Me faltan diez pesos.
C: No, son 26 de cambio.
Pp: Pos cuánto fue?
C: 74 pesos
Pp: [voltea y le dice a su amigo] ¡No mames! ¿cómo ves, 74 pesos por un sandwich?

Pensé que todo había terminado cuando se dio la vuelta y empezó a caminar. Todavía tuvo madre para pedir dos botecitos más de chipotle, a otro dependiente claro.
Tomé mis cosas y miré por última vez a la dependiente. Cuando me notó, se acercó y me dijo: “Y lo peor es que nos tenemos qué aguantar. Nomás porque preparamos la comida se manchan.. ni las gracias… qué horror”.

Odio la actitud prepotente. Tanto como las mentiras. No sólo no dijo gracias, nunca dijo por favor, y aunque no tiene obligación de hacerlo, son esos los pequeños detalles que nos hacen más civilizados. No sólo la cortesía, sino el hecho de entender que preparando comida o vendiendo millones de dólares o lo que sea que haga ese guey, todos somos iguales. Buen fin a todos.

Réquiem por Hidra

Miércoles 24 de Septiembre de 2008 a las 9:44 AM

La madrugada de ayer, en la autopista México-Tulancingo, un camión de la línea de transportes Teotihuacán con 41 pasajeros impactó contra una elefanta de nombre Hidra y aproximadamente cinco toneladas de peso. Este hecho dejó un saldo de un muerto y once heridos, dos de ellos de gravedad.

Me enteré del accidente ayer mientras manejaba camino a casa. La edición vespertina del programa Hoy por hoy entrevistó a Maria Helena Hoyos, exdirectora del zoológico de Chapultepec y defensora activa de los derechos de los animales, para manifestar su opinión al respecto. Como podrán imaginar, su juicio fue tajante: "Estas cosas pasan porque no hay leyes que protejan ni a los animales ni a las personas que asisten a estos circos, que en más de una ocasión han demostrado su incapacidad para ofrecer condiciones de vida y seguridad adecuadas para los animales"

Me quedé pensando en eso. Pobre animal: tan aplaudido, probablemente muy talentoso y la mató un camión por accidente.

La entrevista continuó. A decir verdad, me perdí en las palabras de la defensora que piden a gritos que algo cambie, también para los animales, en un espacio que saturan noticias igual o más importantes como el temblor de ayer, las incoherencias en la investigación de la granada de Morelia, la crisis económica gringa y mucho más.

De pronto, un comentario de Maria Helena Hoyos de nuevo atrapa mi atención: "El problema es que aun hay personas que disfrutan este tipo de espectáculos primitivos en los cuales la gente aplaude que un animal de 5 toneladas levante las patitas"

Primitivo… ¡mocos!

Es verdad. Estos espectáculos no han evolucionado y, en lugar de mejorar la tradición circense que tanto defienden, la dejaron morir, envejecer. Sabemos que sigue viva porque suceden cosas como esta. Y no tiene nada que ver con el dinero, ni con el entretenimiento del pueblo ni nada de eso. Tiene que ver con las cosas que nos asombran y nos parecen fantásticas. Les puedo garantizar que llegará más rápido el día en que a los niños deje de parecerles fantástico el espectáculo de 'Tarzán en vivo' que cambie la idea del entretenimiento itinerante.

Una oración también para Tomás López Durán, de 49 años, chofer del autobús que falleció en el impacto pero que, según reportes de testigos, maniobró para salvar la vida del resto de los pasajeros.

¡Ah! Y un cariñoso saludo a los 7 tigres, 2 elefantes y 3 camellos que siguen bajo la custodia del Circo Unión, cuyo propietario y entrenador de elefantes fueron puestos a disposición de las autoridades, que Dios los acompañe.

¿Lo bueno del caso? Hoy, el Circo Unión, no es el más grande (como dice su slogan) pero sí el más famoso de México. Lamentable.

El trabajo en CM...

Martes 23 de Septiembre de 2008 a las 8:10 PM

Me ha llevado a lugares que jamás pensé conocer. Lejos muy lejos y tan cerca como al corazón de un importante edificio ejecutivo cuyas operaciones dependen de un sistema central inteligente, en Santa Fe.

Lo que jamás pensé fue que me premiara con visitas a lugares que siempre quise conocer, como las entrañas del estadio Jalisco o algunos que ya conozco pero en otra circunstancia, como un table dance.

La pregunta es:
Siempre me he comportado como un profesional, ¿lograré mantener el animal en la jaula mientras me rodea la carne?

Se necesitan reciben sugerencias.

¿Qué pasa, México?

Martes 16 de Septiembre de 2008 a las 11:37 PM

Este México no es el que conocí. Si algo no soy, y no he sido nunca, es un nacionalista exagerado. En verdad. No es por gusto, es más bien que en la escuela me enseñaron a analizar la historia del país desde la perspectiva del presente y, como ya he comentado aquí, desde que tengo uso de razón las cosas están mal. Lo que nos decían en la escuela cuando repasábamos los grandes momentos históricos de México era: “el verdadero espíritu nacionalista está en contribuir al fortalecimiento de una nación sólida. De esa manera, no sólo participas de manera activa en el presente, al mismo tiempo honras el esfuerzo de las generaciones que se sacrificaron por la nación que hoy (en aquél entonces) tenemos” (hasta me lo aprendí de memoria). Entonces el chiste no era vestirse de revolucionario y bailar la cucaracha; era aprender a ser responsables con lo que implica ser mexicano. Por otro lado, creo que no necesito explicar por qué era tan difícil, luego de las pifias del estado para solucionar los problemas de fondo que dejó el sismo del 85, rescatar ese espíritu nacionalista que referían los libros de texto y las monografías.
Lo bueno en ese entonces fue que, al menos en la escuela, siempre respetaron esa reserva que nos quedaba a los alumnos de la sección mexicana para moderar nuestras manifestaciones de nacionalismo a ultranza y sentirnos como verdaderos mexicanos al separar la basura, lavar el coche con una sola cubeta de agua, disminuir el uso del coche, promover con nuestros padres el pago de impuestos, respetar a los adultos y a la autoridad, etc. ¿Ultrañoño? Piénsenlo de nuevo.

Con el paso del tiempo me di cuenta de que también se siente bien celebrar con pintura tricolor en los cachetes y cornetas la fortuna de ser mexicano. La lección más valiosa fue aprender a respetar el sentimiento de respeto que algunas personas aún sienten por los símbolos patrios, porque ellos no entienden cómo no te pones de pie al escuchar el himno y te tachan de irrespetuoso. En fin, así con todo.

Lo cierto es que en un país como el nuestro, donde hasta en la comida están los colores patrios, es difícil no enamorarse de la idea del amor a la patria. Después de una vida de enamoramiento y domesticamiento (gracias, Saint Exupéry) del patriotismo ¿Cómo reaccionar ante lo que sucedió ayer en Morelia?

Nunca, jamás un 15 de septiembre volverá a ser igual después de ayer. ¿No lo habían pensado? El futuro cambió para siempre; y los responsables, comparados con todos los mexicanos, sólo son un puñado de infieles que nunca entendieron lo que en verdad significa amar a su país. Imbéciles. Si se atreven a dar la cara, serán recordados por su crimen. Si no los encuentran, serán recordados por manchar con sangre lo poco bueno que aún le quedaba a este México tan debilitado. Este no es el México que conocí y aprendí a respetar y amar, incluso sobre la razón.

Hoy, creo que parte del verdadero nacionalismo sigue siendo buscar la manera de recuperar el país que sí queremos. Cuando era niño, recoger la basura. Hoy, denunciar; cuando era niño, no usar tanto el coche. Hoy, exigir; cuando era niño, ser solidario. Hoy, ser aún más solidario. Porque no podemos dejar que las cosas se pongan peor. Por el bien de todos.

Chivas vs. Aragua: Jerry va al estadio.

Hartelijk gefeliciteerd!

Miércoles 10 de Septiembre de 2008 a las 5:57 PM

Según una conocida página de Internet, esta es la frase que utilizan los germanos para felicitarse el día de su cumpleaños.

Un día como hoy, pero de 1900 (bueno, los especialistas no dan una fecha exacta) nació el Karl H. J. K de la Garza y Garza.

Este mensaje no es más que una séntida felicitación al maestro del que he aprendido tanto.

Feliz cumpleaños, Karl.

Milagro: puedo ver

Martes 09 de Septiembre de 2008 a las 11:49 PM

Sí, gracias a que encontré consuelo en sus palabras, tuve la paciencia para aguantar hasta este momento y fui, con una enorme sonrisa, a recoger mis lentes a Deblin. No busqué culpables, sólo me presenté a completar el círculo de la economía. Ahora veo con claridad.

Gracias a ti, toquetero fiel, no me convertí en la primera plana del periódico Metro de mañana con el encabezado:

"Golpea y mea a empleados por no cumplir con entrega"
"Coraje obliga a cliente a cagar sus pantalones"
"Sodomiza con lentes de sol a dependiente por incumplimiento"

Entre otros.

Me despido porque quiero leer todo lo que tengo pendiente (no es cierto, pero es más interesante que: me cago de sueño y ya quiero apagar la compu, toqueperros)

Gracias de nuevo. Los amo. Valen mil.

Fucho y el TRI
Reflexión sobre los anuncios de Apple
Por qué ya no me gusta el americano
Un superhéroe se pregunta...

Deblin update

Martes 09 de Septiembre de 2008 a las 4:01 PM

Me llamaron el viernes para decirme que el sabado. Pero yo salí de la ciudad el sábado, así que, no podía ir. Así que quedamos que pasaba por ellos el domingo por la tarde. Me llamaron el domingo temprano para decirme que el lunes. Ayer como a las tres, llamaron para decirme que hoy.

Hoy, Son las 15:30 y no me han llamado para avisarme que ya puedo recoger mis lentes.

Después de ller varias veces sus comentarios, entendí dos cosas:

Que no vale la pena enojarse por eso y que por no enojarse y reclamar no pasa abasolutamente nada.

Supongamos que no me enojo y soy paciente (así ha sido hasta ahora). ¿Pensarán que por no molestarme ni reclamar pueden tardarse hasta que me canse y lo deje por la paz?

O, ¿debería enojarme y amenazarlos con levantar una denuncia en profeco (que no hace ninguna difencia) y gritarles su incompetencia hasta que, por lo menos yo me desahogue?

Pagué de buena fe por un servicio y no he recibido nada.

Debo seguir esperando?
Debo contratar al panda para que vaya y los espante?
Debo levantar una denuncia 'mi alegría' para que tampoco pase nada? (lo cual sería algo así como una doble desilu'C'ión...)

Hay entradas sobre su pésimo servicio en profeco, Notecumplieron.com y apestan.com (más de 1,480 entradas)

Usuario

Correo Electrónico

En breve recibirás un correo electrónico con tu contraseña y una liga para activar tu cuenta. Muchas veces este correo llega a la bandeja de correo no deseado. Una vez activada tu cuenta podrás personalizar tu perfil desde el sitio.

Acepto los términos y condiciones.
Deseo recibir noticias de este sitio y sus anunciantes.

Correo Electrónico

Contraseña